ALIMENTACIÓN

Tupper vs comida a domicilio, ¿quién ganará en nuestra mesa?

Posted on 2 Minutos de lectura

Un estudio reciente publicado en el portal British Journal of Nutrition advierte que la alimentación en España se está globalizando lo que implica desterrar nuestros hábitos alimentarios saludables basados en productos agrarios de tendencia estacional para adoptar como santa y seña la comida de franquicia.


El triunfo de las franquicias está íntimamente relacionado con el ajetreo de la vida laboral ya que, en numerosas ocasiones, hemos restado tiempo y cantidad de comida al mediodía para seguir tecleando en nuestras pantallas y así poder tachar tareas en esa interminable lista de quehaceres que, a su vez, deriva en horas extra en la oficina día tras día. 


Respetar los horarios es una de las claves para no padecer el denominado estrés laboral crónico, sin embargo, el reloj en España es nuestro talón de Aquiles. El biotecnólogo José Miguel Mulet, advierte que en nuestro país los horarios son muy tardíos por lo que comer poco al mediodía y aumentar la porción en la cena se postula complejo ya que esta fórmula para reducir el cansancio solo funcionaría si cenásemos más temprano. 


Plantearle a los españoles que cenen a las seis de la tarde como lo llevan haciendo siglos los ingleses, alemanes o estadounidense, es poco factible a no ser que se reduzca finalmente la jornada laboral y se establezca la flexibilidad. Mientras este hecho no se convierte en realidad, 22 millones de españoles sucumben a los nuevos canales de comida a domicilio, según el informe de Kantar Worldpanel. 


El consumidor español del siglo XXI cocina menos, no le gusta perder el tiempo fregando y busca a golpe de click en una de sus pestañas del ordenador opciones que le traigan a la mesa comidas saludables mientras continúa enfrascado en la hipertextualidad de su black mirror. 


El envío de comida a domicilio conquista a todos los segmentos de edad, siendo el target de 25 a 34 años (58,2%) el que más apuesta por esta opción a la hora de comer. La tendencia de la comida a domicilio está en alza, sin embargo, todavía hoy en día siete de cada diez españoles elaboran y llevan diariamente su tupper al trabajo. 


La falta de tiempo provoca que la mayor parte de los tuppers que inundan las oficinas contengan pasta (28%), arroz con pollo (21%) o ensalada (21%), lo que a su vez impulsa a 2 de cada 10 trabajadores a sentir envidia del compañero cuya fiambrera esconde un menú elaborado.


Las empresas de comida a domicilio han analizado este problema y han visto cuota de mercado por lo que ya han puesto en marcha el reparto de una amplia variedad de tuppers cuya carta se modifica semanalmente para evitar el cansancio alimentario. 

¿Sucumbiremos a esta nueva moda o destinaremos 15 minutos de nuestra vida a seguir preparando nuestros tuppers?

Compartir

Por

¿Cómo afecta la alimentación al cansancio social?

Posted on 2 Minutos de lectura

Las cifras indican que la obesidad y el cansancio nos van ganando la batalla. No comemos en casa, consumimos productos ya preparados y no realizamos la actividad física recomendada por los expertos. ¿Nos alimentamos mal porque estamos permanentemente cansados o a la inversa?

La comodidad nos aleja de los fogones. Se incrementa el consumo de comida preparada en detrimento de nuestra dieta mediterránea. El 66% de los españoles se decanta por pedir comida a domicilio, cifra que supera incluso a las compras online en supermercados. ¿Tendencia imparable?

Comer fuera de casa no tiene por qué ser sinónimo de alimentarse mal. José Miguel Mulet, profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia, indica en su intervención para el documental: “si planificamos nuestras comidas con antelación con técnicas que no demanden mucho tiempo podremos conseguir una alimentación con todos los nutrientes necesarios y así lograremos vencer al cansancio”.

Grandes ciudades y jornadas laborales intensas provocan que 6 de cada 10 españoles coma fuera de su casa. A estos factores se une el estrés y la falta de tiempo para desplazarse lo cual impacta negativamente en nuestro rendimiento. ¿Es la eterna pescadilla que se muerde la cola?

“Consumimos menos verduras y hortalizas, cereales de grano entero o frutos secos y buscamos otras alternativas que puedan satisfacer momentáneamente las necesidades de nuestro organismo, en muchos casos por comodidad”, señala en su entrevista para el documental, Kómoda, la vida sin energía, Ramón De Cangas, dietista-nutricionista y doctor en Biología Molecular.

Ramón de Cangas contesta

Compartir

Por

5 revoluciones en alimentación

Posted on 1 Minutos de lectura

La tecnología es un factor que cada vez más es determinante en todo el proceso industrial de la alimentación. Investigadores de todo el mundo, coordinados e impulsados por una gran empresa tecnológica, han reflexionado sobre las innovaciones que revolucionarán el mundo de la alimentación en los próximos cinco años.

Las conclusiones se han presentado esta misma semana en una conferencia mundial celebrada en San Francisco. Son cinco predicciones para el futuro que buscan solucionar problemas que presenta un mundo superpoblado, contaminado y en constante cambio.

1. Granjas virtuales. Los modelos virtuales de cultivos permitirán hacer simulaciones y escoger las opciones que tengan más rendimiento y optimicen los recursos naturales.

2. Blockchain como herramienta para reducir el desperdicio alimentario. Se implementarán procesos que minimizarán los residuos en toda la cadena.

3. Microbioma. Analizar los genes de los microorganimos permitirá una gran mejora en la seguridad alimentaria y prevención de intoxicaciones.

4. Móviles en la mesa. La Inteligencia Artificial nos permitirá, a través de nuestros móviles, detectar si la comida que vamos a ingerir tiene agentes patógenos.

5. Todo será reciclable. Innovaciones en los procesos químicos harán que cualquier plástico sea reciclable y cualquier envase pueda tener nueva vida, desde los cartones de leche a los paquetes de galletas.

Un nuevo mundo asoma con estas cinco novedades tecnológicas ¿Cuál de ellas te parece más revolucionaria?

Compartir

Por

Tendencias en alimentación para 2019

Posted on 1 Minutos de lectura

En el mercado alimentario las tendencias varían con gran rapidez y es necesario un proceso atento y extenso de escucha. Cada año, un hito en esta investigación es el Informe Global Food and Drink Trends de Mintel, que ha publicado la edición 2019. ¿Cuáles son las corrientes de fondo que marcan el futuro de la industria y el consumo en este año?

Somos cómodos. Aumentan las opciones de comida preparada, los kits de ingredientes ya medidos y la personalización en productos y servicios. Queremos comodidad y rapidez. La tecnología ayudará a ello.

Somos verdes. La preocupación por la sostenibilidad crece en los consumidores. No solo en la producción, sino en todo el ciclo del producto, del packaging al transporte.

Queremos ser siempre jóvenes. Buscamos productos que nos mantengan saludables y nos aporten la energía de la juventud, tanto física como mental. Las personas maduras buscan bienestar en su cesta de la compra.

Somos cómodos, verdes y queremos mantenernos jóvenes ¿Te reconoces en estas tendencias o estás fuera de ellas?

Compartir

Por

El sedentarismo nos va ganando (desde 1838)

Posted on 2 Minutos de lectura

“Se lleva una vida sedentaria, no se sale del gabinete y cuando ya está toda la máquina desarreglada, debilitada y viciada por la inacción, se procura reanimarla a fuerza de estimulantes y de opíparos banquetes”. (1838).

Esta opinión, que parece de hoy mismo, es de una publicación de 1838 que puede consultarse en la Biblioteca Digital Hispánica y que analiza “El régimen diétetico y su influencia en la salud”. La revista, en la cual colaboraba el gran José Zorrilla, se llamaba “El Museo de las Familias” y acercaba a los lectores españoles las nuevas costumbres sociales europeas de todo tipo, también en cuanto al comer y beber. La sociedad era muy distinta a la nuestra, sin duda, pero su lectura demuestra que ya luchábamos con un problema que nos ha acompañado hasta nuestros días: el sedentarismo.

Las ciudades crecían, la revolución industrial cambiaba el modo de trabajar y un gran número de operarios comenzaban a llevar una vida “de oficina”. Ya entonces, a mediados del XIX, los doctores percibían el peligro que para la salud general representaba el modo de vida sedentario. Ya no era necesario comer como cuando se trabajaba en el campo.

Recomiendan en ese mismo artículo: “Nuestra opinión es que tres comidas diarias, dos ligeras y una más sólida, es lo que conviene a todos”. También sugiere un cambio en los horarios: “Estamos muy lejos de dar importancia a las horas de las comidas. Solo diremos que el desarreglo en ellas puede perjudicar la salud. (…) Hoy día nos levantamos de la mesa (en la cena) a la hora en la que Lord Bacon se acostaba”.

Han pasado 181 años desde este artículo y ¿no seguimos luchando contra los mismos errores? Al sedentarismo se le han sumado muchos otros factores en estos dos siglos, pero seguimos comiendo mal, cenando a horas intempestivas y también tratamos de reanimarnos con estimulantes y atracones.

¿Y a ti? ¿Te echarían la bronca los doctores de 1838? ¿O estás ganando la batalla al sedentarismo?

Compartir

Por

La alimentación en una sociedad estresada

Posted on 2 Minutos de lectura

A pesar de que la sociedad actual tiene a su disposición más alimentos que nunca, nos alimentamos menos y peor. La alimentación diaria ha pasado a ser un trámite rápido y simple, donde se busca ahorrar tiempo, propio de una sociedad estresada. Cada vez pasamos más tiempo trabajando y con mayores niveles de estrés, y la alimentación tradicional, con productos frescos y en la que se comparte tiempo y mesa con más comensales, pierde protagonismo frente a las comidas para llevar o a domicilio, que se vuelven más populares.

El reciente estudio de Kantar Worldpanel “El consumo Out Of Home en 2018” ha desvelado que un 66% de los españoles ya ha utilizado en algún momento los servicios de comida para llevar o a domicilio. En el informe se desvela que esta tendencia se espera que aumente a lo largo de los próximos años. Y es que hoy en día la sociedad vive constantemente con prisa, sin prestar suficiente atención a la forma de alimentarse y a los alimentos que se eligen y, en consecuencia, alimentándose peor.

No debemos olvidar que una cuidada alimentación, a la que se le dedique el tiempo suficiente, prestando atención a lo que se come y que aporte todos los nutrientes necesarios, puede contribuir a una recuperación de la energía. Además, también puede resultar beneficiosa ayudando a disminuir los niveles de estrés.

Y en tu caso, ¿sigue siendo la alimentación protagonista en tu vida, o el estrés se ha interpuesto? ¿Has utilizado alguna vez los servicios de comida para llevar o comida a domicilio?

Compartir

Por