La Asociación Internacional de Relaciones Públicas (IPRA por sus siglas en inglés) ha reconocido el proyecto Kómoda con un IPRA Golden World Award en su última edición. Los premios IPRA están considerados como los Oscar de la comunicación. En el caso de Kómoda, el jurado ha premiado el trabajo de investigación social que representa. El proyecto analiza desde diversas perspectivas el fenómeno de la fatiga en nuestra sociedad y se desarrolla a través de diversos canales y plataformas, aunque tiene su núcleo central en el documental Kómoda, la vida sin energía, conducido por el actor Nicolás Coronado.

Kómoda se concibió desde su inicio como una apuesta por una comunicación propia del siglo XXI: una comunicación basada en la investigación social y que se proyecta a la sociedad no solo para informar y entretener sino también para formar.

El documental Kómoda, la vida sin energía generó un relato desde el momento mismo en el que se activó. Herramientas tradicionales como encuestas demoscópicas y las relaciones con los medios se combinaron con sistemas de escucha en redes sociales, microcampañas de marketing digital, diseño transmedia y branded corporativo. Este conjunto de acciones permitió que el documental adquiriese una importante visibilidad y posicionamiento. Un mes más tarde de su estreno en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, AMC Networks adquirió sus derechos para emitirlo en su Canal Odisea. Hoy ya se puede ver en abierto.

El documental Kómoda está vertebrado en torno a cuatro actividades claves en el día a día: trabajo, ocio, relaciones personales y alimentación, y nos muestra como todas ellas tienen un denominador común: el cansancio en la sociedad frenética en la que vivimos, ante todo desde la perspectiva de la mujer. El documental nos ofrece así una mirada crítica a la sociedad actual, pero también nos hace llegar un mensaje sobre la capacidad objetiva e individual para combatir buena parte de este cansancio. En definitiva, Kómoda se concibe como un proyecto de investigación, divulgación y servicio público. 

El documental es una idea original de Xurxo Torres, está dirigido por Douglas Belisario guionizado por Xaime Mariño y realizado bajo la producción de Adolfo Ponte de Milana Bonita (TYC Audiovisuales). Distintos profesionales y especialistas en la materia conforman este documental coral a través de sus entrevistas.

La singularidad social

Muchas de las campañas premiadas en la edición 2020 de los IPRA GWA muestran ciertas coincidencias en esta sensibilidad social de alcance 360º. Conceptos como el activismo corporativo o corrientes como la de los radicales libres, que precisamente señalan la necesidad de comunicaciones menos corporativas para conectar con la sociedad, empiezan a asentarse en el sector.

“Los social media han empoderado a la sociedad que, por primera vez, camina por delante de los poderes económicos y políticos. Este hecho representa un cambio profundo del paradigma comunicativo. Cualquier suceso en cualquier parte del mundo puede incidir en el equilibrio social en cualquier momento” razona Xurxo Torres, director general de Torres y Carrera, para explicar la singularidad social como elemento definitorio de los actuales procesos comunicativos.

Sobre IPRA

Fundada en 1956, IPRA es la organización más antigua y una de las más reputadas del sector. Está presente en todos los países del mundo donde se ejercen las relaciones públicas y contribuye de manera activa en la salvaguarda de principios éticos, desarrollos democráticos y fomento de la transparencia. Los IPRA Golden World Awards (GWA) se establecieron en 1990 y reconocen la excelencia en las prácticas de relaciones públicas en el mundo en diferentes categorías.

Además del IPRA Golden World Award, el documental Kómoda ha sido reconocido como finalista en los Excellence Awards en 2019 en Lisboa y con el Premio Paraguas del Cluster de la Comunicación de Galicia.