“Año nuevo, vida nueva…” o eso nos han contado

Posted on 4 Minutos de lectura

Finales de enero. El frenesí navideño ya pasó y nuestras vidas se han topado con la cruda realidad. Vuelta a las jornadas de 8 horas y a los 3 cafés diarios. La rutina ha reaparecido con fuerza. Y, con ella, nuestras expectativas de cambio más optimistas para el año nuevo empiezan a disiparse. Ha pasado casi un mes y aún no has vuelto al gimnasio, ni has dejado de fumar, ni has sacado esa hora diaria para ti que tanto te habías prometido. Lo sabemos. No estás sol@.

Pensaréis que nos hemos puesto un poco drama queens pero la verdad es que, como siempre, nos hemos puesto realistas. Porque, seamos sinceros, todos sabemos lo que son los propósitos de año nuevo: los padres.

No nos engañemos más… para que en diciembre nadie se lleve un chasco ni se sienta solo e incomprendido, desmitifiquemos el mito y empecemos a llamar a las cosas por su nombre. Donde dijo aquél “año nuevo, vida nueva” igual podíamos decir nosotros “año nuevo, farsas nuevas”. Que, oye, quizás suena un poco brusco, pero… más brusca es la vida.

La estadística nos avala

Si a finales de año, cuando eches la vista atrás, caes en la cuenta de que no has cumplido una sola cosa de las que te propusiste, no te agobies porque no es el fin del mundo: perteneces al 80% restante de los mortales. Al menos, así lo confirman todos los estudios, que tampoco es que nosotros vengamos aquí con ganas de hacer sangre gratuitamente.

Lo que nos preguntamos es: ¿qué tiene el año nuevo que a todos nos hace creer capaces de cambiar nuestras vidas para siempre? Pues suponemos que tiene lo mismo que todo aquello que nos ilusiona en la vida, desde la Navidad hasta la trama de Harry Potter: magia.

Y, como sabéis, si hay algo que nos encanta en Kómoda es la magia –por lo de que somos un poco bruj@s y eso-. Es por eso que no nos queremos hacer responsables de dinamitar una tradición como esta que –farsa mediante– tanto nos gusta y tantos buenos ratos nos da. Y es que, ¿quién nos quita las risas que nos echamos cada mes de diciembre cuándo evaluamos nuestro rendimiento anual? A parte de que, oigan, tampoco le hacemos daño a nadie por soñar.

Propuestas made in Kómoda

Así, por si a falta de imaginación propia necesitáis a alguien que os meta pajaritos en la cabeza, Kómoda viene al rescate y os trae una selección con los 5 mejores propósitos que os podéis hacer para este 2020. Si conseguís cumplirlos, bien por vosotros. Y, si no, pues los volvéis a usar para 2021… que ya sabéis lo importante que es reciclar.

  1. Coger menos el coche y empezar a ir andando a los sitios. Ya verás el tipín que se te queda cuando empieces a moverte un poco… eso y lo mucho que vas a contribuir a reducir la contaminación.
  2. Probar el satisfyer ese del que hablan todas las amigas. Pero ojo no te acostumbres al cachivache que el sexo en pareja también es necesario.
  3. Aprender un par de tupper-recetas nuevas para ser la envidia de la oficina. Vas a ganar popularidad y, encima, vas a ahorrar dinerito.
  4. Levantarte los domingos a las 6 A.M. para hacer maratón de todas las series del momento en Netflix, HBO, Amazon Prime y derivados. Así nunca más vas a estar out cuando te juntes con l@s amig@s y compañer@s de trabajo. Vas a tener tema de conversación para aburrir.
  5. Ponerte las pilas con el correo electrónico y acabar con el vicio diabólico de acumular mensajes en la bandeja de entrada per saecula saeculorum. No, no se van a leer solos. Deja de procrastinar que, al final, te plantas en 2021 más chul@ que un 8.

Clásicos de año nuevo

Bromas aparte, si eres de l@s que se toman el año nuevo en serio, no te preocupes porque también hay contenido para ti… no iba a ser todo cachondeito. Te recopilamos el top 5 de clásicos de año nuevo para que te los propongas una y otra vez hasta cumplirlos:

  1. Dejar de fumar
  2. Ir al gimnasio
  3. Reducir la adicción al teléfono móvil
  4. Salir antes de trabajar para disfrutar más de la vida
  5. Hacer planes diferentes como ir al teatro, a ver un monólogo o al parque de atracciones en lugar de salir siempre a cenar y de copas

Elijas los que elijas, te deseamos mucha suerte y tenacidad y te recomendamos racionar la energía. Si consigues llegar a diciembre habiendo cumplido solo uno de ellos ya lo puedes considerar una victoria. Recuerda aquello de: “el que mucho abarca, poco aprieta”.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No Comments Yet.