El miedo a que nos cambien por una máquina nos agota

Posted on 2 Minutos de lectura

La cuarta revolución industrial, la de los robots, ha llegado produciendo una paradoja. Vivimos eternamente pronosticando un futuro dominado por robots desde un prisma positivo porque gracias a estos ya no tenemos que limpiar nuestras casas, ni aparcar, ni casi cocinar… Nos liberan de las tareas tediosas pero, ¿qué pasa si entran en nuestro trabajo? 

Hemos enseñado a los robots a escribir noticias, a ser recepcionistas de hoteles o a realizar una cirugía perfecta, entre otras cosas.  La industria que más robots emplea a día de hoy es la automovilística aunque impera la tendencia al alza en todos los sectores laborales. “Un robot nuevo reduce el empleo en 5,6 trabajadores y los salarios en un 0,5%”, según el trabajo de investigación de Daron Acemoglu (MIT) y Pascual Retrepo (Universidad de Yale).

La revolución tecnológica y la innovación constante en este terreno han envuelto a la sociedad en una inmediatez permanente que provoca estrés laboral crónico. Y es que al pisar la oficina cientos de correos colapsan la bandeja de entrada, el teléfono no deja de sonar, las tareas se amontonan…GO, GO, GO… Ejecutamos las acciones lo más rápido posible para poder tachar tareas de esa infinita lista diaria lo que nos convierte muchas veces en máquinas.

El fundador del think tank REX, Jerry Michalski, declara que “la automatización es Voldemort, una terrible fuerza que nadie se atreve a nombrar”. Pero sí que pensamos en ello y esto nos produce ansiedad. Uno de los síntomas subjetivos de la ansiedad se manifiesta a través de las fobias o temores a algo específico e intentamos hacer que desaparezcan con remedios mágicos como los analgésicos. El estrés que produce sentirnos cada día como un robot y pensar que nos pueden sustituir por uno de ellos, nos está agotando.

El cansancio se ve y se contagia  porque vivimos en una sociedad multitarea sin saber gestionar las prioridades lo que deriva en que no desconectamos de uno mismo. ¿Sientes que la inteligencia artificial podría usurpar tu puesto de trabajo? ¿Acabaremos como en Black Mirror? Y lo que es más importante, ¿te preocupa?