Me voy ya ¿os quedáis?

Posted on 1 Minutos de lectura

La escena sonará familiar a la mayoría de lectores. Llega la tarde y, en el trabajo, hay miradas de reojo, buscando señales de que la gente se va a ir. Es como un juego en el que el primero que suelte el bolígrafo, pierde. Cuando varios han iniciado la maniobra de recoger y marcharse, el veto queda levantado y todo el mundo comienza a recoger. ¿No os suena? Aunque siempre hay un audaz que se va siempre a su hora y suelta a los demás esa odiosa pregunta: “me voy ya ¿os quedáis?”.

Es una tendencia muy arraigada en nuestra sociedad la de “calentar la silla” y de dedicar muchas horas al trabajo. Un hábito laboral que no aumenta la productividad, muy al contrario, incide negativamente en la calidad de vida y la motivación. Hoy la tecnología permite implementar flexibilidad y fomentar medidas de conciliación en muchos sectores. Ejemplo de ellas son el teletrabajo o la entrada y salida personalizada. Las empresas que se apuntan tienen beneficios claros en productividad, salud laboral y compromiso de la plantilla con la compañía.

España sigue liderando estadísticas europeas de horas trabajadas, pero eso indica un modo anticuado de producir. ¿Te comprometerías a trabajar menos horas, incluso un día menos, pero eliminando (de verdad) los “cafelitos”, los paseos, los corrillos en la fotocopiadora y los WhatsApp a los amigos? ¿Lo firmas?