¿Te sientes mujer TATT? Cambia de T.

Posted on 2 Minutos de lectura

¿Descansas todo el fin de semana y llega el lunes y te sientes igual de cansada que el viernes? ¿Te aburren cosas que antes de divertían? ¿Sigues dándole vueltas a cosas pendientes aunque estés con amigos o en el cine? ¿La cabeza no para de hablarte de deberes y tareas? Seguro que muchas personas se reconocen en el retrato descrito. Esta sensación vital se describe en inglés con las siglas TATT, que expresan la frase Tired all the time (“Cansada todo el tiempo”) y es una dolencia que afecta de manera mayoritaria a mujeres mayores de 30 años.

Las mujeres TATT conviven con una fatiga constante, sienten un bajo nivel de energía para las actividades diarias, tienen más dificultades para concentrarse y son propensas a desarrollar algunas patologías médicas a posteriori. Las causas son un sumatorio que incluye las dificultades de la conciliación real, las labores domésticas escasamente compartidas y la invasión de la vida personal por las obligaciones laborales.

Si te sientes TATT lo primero es una visita al médico. Hay algunas enfermedades que pueden comenzar a producirte esa sensación de cansancio continuado e indefinido: diabetes, anemia o insuficiencia suprarrenal, que ya sería un caso más grave. Un buen chequeo y explicar al médico los síntomas con profundidad es siempre la mejor decisión. Prevenir es un camino correcto para sentirse bien.

Si todo está en orden en el chequeo, te tocará recurrir a las armas cotidianas. Constancia en unos horarios de descanso, priorizar las tareas más importantes, establecer las bases de una alimentación equilibrada puede ayudarte. En ocasiones nos dejamos invadir por la prisa y el estrés. Resistir y sentir que ganas terreno a esa invasión es una pequeña victoria de cada día que te hará sentir bien.

¿Tired? No, tu T es la de tranquila, talentosa, trabajadora y tenaz.