El síndrome de la mujer agotada

Posted on 2 Minutos de lectura

La última Encuesta de Población Activa que ha publicado el INE cifra en 18,998 millones el número de ocupados que había en España a cierre de 2017. De ellos, 8,65 millones son mujeres, lo que significa que el 45% de la fuerza laboral actual del país está en manos de ellas.

Atrás quedan los tiempos en los que las mujeres quedaban relegadas al ámbito doméstico y son muchas las que trabajan en la actualidad fuera y dentro de sus casas.  Sin embargo, muchas viven con la continua sensación de que “no les da la vida” y hacen malabarismos para coordinar y dedicar tiempo a todas las partes de su vida. Es lo que se conoce como el síndrome de la mujer agotada. En España aún no se trata como un mal diagnosticado, pero en Inglaterra, el Servicio Nacional de Salud ya usa el término TATT que equivale a «Tired all the time», es decir, “cansadas todo el tiempo”.

Probablemente sea ya el mal del siglo XXI entre las mujeres de España por lo que, para afrontarlo y prevenirlo, sugerimos las siguientes recomendaciones:

  • Comprométete a cuidarte. No te sientas culpable por dedicarte tiempo y atención.
  • Autoconciencia: presta más atención a lo que estás haciendo en cada momento, no pienses en todo lo que necesitas hacer después.
  • Empieza el día con un buen desayuno. Desayuna de forma consistente. Levántate un cuarto de hora antes o deja preparado el desayuno el día anterior. ¡Y aliméntate bien el resto del día!
  • Desconecta: cuando vuelvas a casa no contestes llamadas de teléfono o mails. El trabajo, en el trabajo.
  • Delega: Tu pareja puede hacer las tareas domésticas igual de bien o mejor que tú. 
  • ¡Haz ejercicio! Si tienes poco tiempo, te bastará con una rutina corta al día, pero con constancia.
  • Conecta con tu silencio interior. Aprende a oxigenarte y a calmar tu mente con meditación.
  • Descansa bien. El descanso es fundamental para regenerarte y tener energía vital.

¿Y tú? ¿Te sientes cansada física o emocionalmente? ¿Cómo afrontas la conciliación laboral, familiar y personal? ¿Cuáles son tus trucos personales o de pareja para combatir el síndrome de la mujer agotada?